La ciencia ficción nos hizo pensar que un hacker podía extraer información confidencial de una persona, y así robar millones de dólares. Esto no es del todo falso; más bien parece reducir el problema a un pequeño grupo de personas. Sin embargo, en la vida real cualquier persona puede ser víctima de ladrones de información.

En el siglo XXI parece increíble que el 90% de nuestra información privadas se encuentre almacenada fuera de nuestros hogares y oficinas, pero no tenemos claro qué tan segura está. Hay millones de piratas cibernéticos pescando en la red por datos de interés, y no necesariamente buscan empresas o personas con altos recursos, sino que suelen centrarse en pequeñas cuentas que no sean fáciles de identificar. La gente siguió con la falsa idea de que un hacker era una persona especializada que buscaba robar, cuando la realidad nos dice que casi cualquier persona cono conocimientos intermedios podría hacerlo (de hecho, los hackers verdaderos difieren de los piratas cibernéticos).

Sabes entonces, qué tan susceptible eres de un ataque, robo o manipulación de tu información?  Cosistel te ofrece asesorías de nivel básico hasta avanzado, y si nos permites podemos utilizar ataques éticos para probar qué tan vulnerable eres a un ataque real.